Difusión del Manifiesto y de la Carta Abierta

               El Vicepresidente del Foro, Antonio J. Valenzuela, ha hecho entrega hoy del Manifiesto y la Carta Abierta del Foro de la Profesión Enfermera a Gaspar Llamazares, en Torres (Jaén) aprovechando la asistencia de ambos a los cursos de verano que allí se celebran.

        Gaspar Llamazares ostenta el cargo de Presidente de la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados.

Carta abierta a la Ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad

Vigo, 26 de julio de 2011.

            Señora Ministra: El día 11 de julio suscribió usted un Acuerdo con la profesión médica sobre el fortalecimiento del sistema sanitario. Decimos con la profesión médica porque ese Acuerdo lo suscribieron cinco organizaciones profesionales que representan a la mayoría de los estamentos médicos: organización colegial, sindicato, decanos, sociedades científicas y estudiantes.

            Ocho días después, el día 19 de julio, usted firmó un Acuerdo de similares contenidos sobre enfermería, pero en vez de acordarlo con nosotros, la profesión enfermera, optó por hacerlo únicamente con el Consejo General de Enfermería, ya verá que no es lo mismo. Puede usted mirar las fotos de ambos eventos y comprobar la gran diferencia existente, se llama pluralismo. Pudiendo hacerlo con todos los estamentos de la profesión enfermera, como hizo con los médicos, ¿porqué decidió menospreciar a nuestra profesión, tomando como único firmante al Presidente en funciones del Consejo General de Enfermería? ¿Realmente cree usted que no es necesario hablar, negociar y llegar a acuerdos con otros estamentos enfermeros, como sí hizo con los médicos? ¿Realmente cree usted que lo que no sea el Consejo General de Enfermería no existe como Enfermería y no hay que tomarlo en cuenta? Díganos por qué, qué diferencia hay entre ambas profesiones a este respecto.

            Es posible, incluso bastante probable, que antes de firmar este Acuerdo usted se hubiera formado una idea muy equivocada sobre el elevado valor que supone la enfermería para el Sistema Nacional de Salud. Es posible, incluso es lo más probable, que jamás se haya reunido personalmente con ningún alto cargo o miembro de su staff enfermero. Y, lo que es más doloroso y esperamos que no sea así, lo más probable es que no haya ningún alto cargo o miembro de su staff que sea enfermero. ¿Tiene usted algún cargo de confianza, de esos que asisten a su Consejo de Dirección, que sea enfermero y aporte la voz de la enfermería? Denos una buena noticia y diga que sí, por favor.

            Si no está al tanto de lo que a continuación vamos a informarle, tiene usted un problema con sus cargos de confianza y debería solucionarlo.

            En primer lugar, la profesión enfermera española es plural: está conformada, desde un punto de vista corporativo, además de por la organización colegial, por un sindicato profesional, que se llama Sindicato de Enfermería-Satse; por la Conferencia Nacional de Directores de Centros Universitarios de Enfermería; por la Unión Española de Sociedades Científicas de Enfermería; y por la Asociación Estatal de Estudiantes de Enfermería, entre otras asociaciones (como la nuestra, por ejemplo). Es decir, que la enfermería posee un “músculo organizativo” perfectamente asimilable al de la Profesión Médica con la que usted llegó a su pluralista Acuerdo. ¿Por qué nos ha ninguneado al resto de la profesión enfermera en beneficio de un único agente corporativo al firmar su acuerdo sobre enfermería?

            Lo que resulta aún más chocante es que, como se deduce de su actuación, no se haya preguntado el porqué de esta soledad del Presidente en funciones del Consejo General de Enfermería, que desde luego ha debido llamarle la atención, aunque sólo sea por contraste con la foto de una semana antes. ¿Ninguna otra organización quiere ir con él? ¿O es que él no deja que nadie le robe una mínima fracción de protagonismo? ¿O es que no quiere testigos porque hay realidades que no le gustaría que se destaparan? Un poco de todo, pero lo que no es admisible es que un Ministerio de todos sirva a los intereses de unos pocos. Si todo esto le resulta nuevo y quiere detalles, no tiene más que pedirlos.

            En segundo lugar, el Consejo General de Enfermería con el que firmó el Acuerdo sólo se representa a sí mismo y a los sectores más reaccionarios de la profesión. A nadie más. El intrincado sistema electoral que maquinaron sus Estatutos Generales de 2001, podrá usted observar que se trata de un complejo sistema clientelar que hace muy difícil, casi imposible, revocar un mandato que se perpetúa desde hace 24 años.

            En tercer lugar, el Presidente de hecho con el cual firmó usted el Acuerdo no lo es de derecho, ya que una Sentencia de la Sala Tercera del Tribunal Supremo, de 3 de noviembre de 2010, le declaró inelegible para el cargo por no reunir el requisito legal básico de reunir 15 años de ejercicio como enfermero. Aunque la Sección Octava del TSJM, en un incomprensible auto de Ejecución de Sentencia, se dio por satisfecho con una nueva convocatoria electoral a pesar de que el Sr. González Jurado sigue sin reunir el requisito de legalidad citado, dicho Auto ha sido recurrido y sin duda el recurso prosperará ya que el TSJM ha incumplido claramente el mandato de la sentencia del Supremo.

            Y, en cuarto lugar, es lamentable que firme usted un Acuerdo sobre Enfermería con alguien que no es enfermero. El señor González Jurado NUNCA ha ejercido nuestra profesión, como acredita con rotundidad la citada Sentencia del Tribunal Supremo: “Como ya hemos expuesto, son cosas distintas poseer la titulación académica que habilita para el ejercicio posterior de una profesión, e incluso para ejercer la función docente de la misma, y otra cosa bien diferente es el ejercicio profesional, es decir el ejercicio de la profesión, para el cual se precisan de modo instrumental los conocimientos adquiridos que se ponen en práctica con el desempeño de la profesión”. Por tanto, ha firmado usted un acuerdo que afecta a todas las enfermeras y enfermeros con un Podólogo y Profesor universitario, no con un enfermero. A pesar de su ilegitimidad, el Sr. González Jurado mantiene un férreo control de la organización colegial basado en un sistema clientelar que ha “expulsado” de hecho de la comunidad corporativa a colegios tan importantes como los de Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana, Pontevedra o Badajoz.

            Señora Pajín: O no le han informado bien, y por tanto tienen un serio problema con sus asesores y cargos de confianza, o están menospreciando conscientemente al conjunto de la profesión enfermera. Nosotros nos sentimos así y estamos muy decepcionados con su actitud.

            En todo caso, esperamos su contestación y quedamos a su plena disposición para aportar la información que precise y para colaborar en todo aquello que redunde en beneficio de la enfermería, lo que equivale a decir en beneficio del Sistema Nacional de Salud y de nuestros pacientes.

            Un saludo.

 Liliane Bettremieux Toyos

Presidenta del Foro de la Profesión Enfermera

www.foroenfermeria.es

 

Sobre la Enfermería y la Gestión de Casos

¡Enfermero gestor de casos!, ¡suena bien! Y en la práctiva ¿de qué estamos hablando? Con una mínima experiencia profesional todos sabemos que quien “gestiona” los casos en una unidad de hospitalización, o quirúrgica, es la Enfermera. Sin este personal no es posible.

Vamos a lo real: ingresa un enfermo, el Médico a lo suyo, se revisa la cuasi-historia que le han hecho en Urgencias-Admisión y comienza a dar órdenes tan sencillas y simples como las que vemos en las películas de la Tele, pero que suenan muy bien: ECG, Hematológico, Bioquímica, Orina y Placa de Tórax, ¿y para esto hace falta estudiar 11 once años? No, ¡desde luego que no!, es para valorar los resultados, que, también por cierto, los parámetros que se entienden normales vienen en el margen, como los miembros de un Tribunal de justicia.

El equipo de “enfermería” ya estaba en marcha antes de esas indicaciones, priorizando actuaciones en función del cuadro que se les presenta ¡Y claro que saben que tienen que hacer todo eso!, lo que sucede es que hay que priorizar.

La pregunta surge al instante ¿es que no han hecho esas peticiones en urgencias? ¡Ah!, sí, acabo de verlo: es la respuesta consiguiente. ¡Bueno!, ya está el paciente ubicado, todo solicitado y comienza la administración de fármacos.

Luego viene el día a día, que es donde realmente se produce eso que llaman -o debería ser- gestión de casos. Aquí si falta la reorganización funcional de la actual figura de “supervisión”, que tiene su preceden en el régimen anterior: ¡supervisión! ¿Cómo que una Enfermera tiene que “supervisar” a otra? ¿No será mejor que las dos se pongan a trabajar?

Aquí es donde debería poner énfasis la Administración, reestructurando a esa figura: la gestora de casos, que fuera la responsable -sí, la “responsable”- de que a ese paciente no le falte nada: desde los resultados de todo lo solictado, su valoración así como asegurar la visita de aquel especialista al que se le hizo una interconsulta. Hasta tanto, todos los problemas que surjan deberían ser resuelto -como se hace ahora, pero sin organización oficial- por el equipo de enfermería, bajo la responsabilidad de la Enfermera.

Así, les aseguro, que el sistema no es que fuera sostenible, es que mejoraría el resultado. Y, paralelamente, formando a los alumnos allí destinados, tanto a los pregraduados como a los futuros especialistas.

Que he dibujado un “mundo ideal”, ¿es posible?, pero es algo así lo que viene sucediendo con Enfermeras resolutivas, que saben lo que hacen. Pero para ello falta formación, que es exigible a esa macro-empresa que se llama Sistema Nacional de Salud, que es de todos, y no sólo médico.

Enviado por: Carlos Tardío Cordón

#cargosenfermer: lobbies, tribus y visibilidad de la Enfermería

Trás esta publicación del Cecova y participar en este debate en twitter , y preguntando concretamente:
¿En cuantas comunidades puede un enfermero acceder a una dirección de ZB o distrito?

Hoy era el día para la publicación de las opiniones en los blogs :

Carepuntocero: ¿Tú de qué tribu eres?. Al hilo de #cargosdenfermer@s ,
La comisión gestora: La enfermeria se descarga,
Cuidando.es: Hoy no hablaremos de Gestión Enfermera,
Cuadernillo d@ enfermeir@: Cargos y políticas
HomoSanitarius: A por ellos que son pocos y cobardes!
La enfermería frente al Espejo: #cargosenfermeros y tribus
ENFERMERA 2.0: la mirada enfermera: #cargosdeenfermer@s …en el SAS
Tablón en Blanco. Comunidad Enfermera: #cargosenfermer: lobbies, tribus y visibilidad de la Enfermería

Me iba a poner a repasar la legislación de cada comunidad sobre requisitos de acceso a cargos directivos y San Google me dio una respuesta más fácil… LEY DEL TRABAJO DE LA ENFERMERA(O)

Citar
Artículo 9.- Derechos
La Enfermera(o) tiene derecho a:
a) Acceder a cargos de dirección y gerencia en igualdad de condiciones que los demás profesionales de salud y similares en instituciones públicas y privadas.
b) Ocupar cargos correspondientes a la estructura orgánica de la carrera de Enfermería.

Tan fácil como eso: accede por igualdad, capacidad y mérito… en igualdad de condiciones que los demás profesionales de salud
Claro que España tenemos un problema: ¿quien valora eso?… que no sea un político elegido a dedo, que ha sido elegido a dedo por otro elegido a dedo???

Citar
LA SOSTENIBILIDAD DEL SISTEMA NACIONAL DE SALUD.
ANALISIS DE LA SITUACION  Y PROPUESTAS PARA ASEGURARLA. Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública. Junio de 2011

Politización de la gestión
El sistema está sometido a una fuerte politización que hace que los cargos de gestión y directivos sean de libre designación y decididos básicamente por afinidad política y/o personal. Se produce por lo tanto con frecuencia el acceso a cargos de gestión de personas sin o con baja cualificación. Este proceso favorece la búsqueda del apoyo político y no del buen funcionamiento de los centros y potencia el gerencialismo y la falta de participación profesional. Hay además una tendencia a imponer este sistema de nombramientos por afinidad a toda la cadena (en enfermería es prácticamente la norma y cada vez más frecuente en los cargos médicos). El resultado de este proceso es la desconfianza, la desmotivación y la falta de colaboración de un sector mayoritario de los profesionales

¿Y que ley nos ampara en este tema?: La LOPS
Que nos define así:
Citar
Enfermeros: corresponde a los Diplomados universitarios en Enfermería la dirección, evaluación y prestación de los cuidados de Enfermería orientados a la promoción, mantenimiento y recuperación de la salud, así como a la prevención de enfermedades y discapacidades.

Y dice esto sobre trabajo en equipos multidisciplinares…

Citar
Artículo 9. Relaciones interprofesionales y trabajo en equipo.

1. La atención sanitaria integral supone la cooperación multidisciplinaria, la integración de los procesos y la continuidad asistencial, y evita el fraccionamiento y la simple superposición entre procesos asistenciales atendidos por distintos titulados o especialistas.

2. El equipo de profesionales es la unidad básica en la que se estructuran de forma uni o multiprofesional e interdisciplinar los profesionales y demás personal de las organizaciones asistenciales para realizar efectiva y eficientemente los servicios que les son requeridos.

3. Cuando una actuación sanitaria se realice por un equipo de profesionales, se articulará de forma jerarquizada o colegiada, en su caso, atendiendo a los criterios de conocimientos y competencia, y en su caso al de titulación, de los profesionales que integran el equipo, en función de la actividad concreta a desarrollar, de la confianza y conocimiento recíproco de las capacidades de sus miembros, y de los principios de accesibilidad y continuidad asistencial de las personas atendidas.

4. Dentro de un equipo de profesionales, será posible la delegación de actuaciones, siempre y cuando estén previamente establecidas dentro del equipo las condiciones conforme a las cuales dicha delegación o distribución de actuaciones pueda producirse.

Condición necesaria para la delegación o distribución del trabajo es la capacidad para realizarlo por parte de quien recibe la delegación, capacidad que deberá ser objetivable, siempre que fuere posible, con la oportuna acreditación.

5. Los equipos de profesionales, una vez constituidos y aprobados en el seno de organizaciones o instituciones sanitarias serán reconocidos y apoyados y sus actuaciones facilitadas, por los órganos directivos y gestores de las mismas. Los centros e instituciones serán responsables de la capacidad de los profesionales para realizar una correcta actuación en las tareas y funciones que les sean encomendadas en el proceso de distribución del trabajo en equipo.

Y ya está… paramos de contar…

Las nuevas preguntas son:

¿Deberíamos desarrollar estos puntos de la LOPS hasta conseguir una Ley Estatal profesional Enfermera tipo la ley enfermera Peruana en vez de dejarlo de mano de las comunidades autónomas y sus particulares visiones de nuestra profesión???

¿Quienes deberían plantear esta Ley?

¿Debemos exigir a quien nos represente en las altas instituciones y debates políticos que nos atañen estén libres de “conflicto de intereses”?