Por una sanidad Publica, Gratuita, Digna Y Universal.

“Cuando una ley es injusta, lo mejor es desobedecer” Mahatma Gandhi
Art 25.1 Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la  asistencia médica y los servicios sociales necesarios.

(Declaración universal de los Derechos Humanos)

“Todo ser humano tiene derecho a la vida, a la seguridad de su persona y a la protección de la salud.”

Artículo 14 CÓDIGO DEONTOLÓGICO DE LA ENFERMERÍA ESPAÑOLA.

Trás las ultimas declaraciones del Consejo general de enfermería en relación con el Real Decreto-ley 16/2012 que deja sin atención primaria y especializada a inmigrantes irregulares:

Nota literal difundida por el Consejo General de Enfermería

“El presidente de los enfermeros alerta, sin embargo, de los efectos de estas acciones. “Esto no es objeción. Te debes a tu empresa, que es quien te paga y quien marca las reglas de juego. Jurídicamente se pueden enfrentar a un problema”, dice González Jurado.” http://www.gomeranoticias.com/article/sanidad-avisa-los-medicos-objetores-de-que-no-pueden-atender-sin-papeles

La decisión de médicos y enfermeras de no cumplir con el Real Decreto de Sanidad y seguir atendiendo a los inmigrantes sin papeles, a partir del uno de septiembre, no puede tipificarse como objeción de conciencia. Es la conclusión a la que han llegado los servicios jurídicos del Consejo General de Enfermería después de analizar la norma, a petición de los trabajadores. http://www.cadenaser.com/sociedad/articulo/atender-inmigrantes-tarjeta-sanitaria-puede-considerarse-objecion-conciencia/csrcsrpor/20120809csrcsrsoc_11/Tes

Manifestamos:

No compartimos en absoluto la postura del CGE sobre las medidas del Real Decreto-ley 16/2012, que aboca a las enfermeras a una situación de contradicción grave con nuestro código ético y deontológico anteponiendo el “deberse a la empresa” frente a lo que a nuestro juicio es nuestro DEBER: nuestros pacientes. El argumento de velar por la defensa y la seguridad de los pacientes de nuestro Código deontológico se derrumba si se tolera que se excluya y discrimine a los más vulnerables. A pesar de las desafortunadas recomendaciones del CGE, nos sumamos a solicitar la Objeción de conciencia y al No abandono de nuestros pacientes.

Iniciativa para solicitar la objeción de conciencia y documentos para sanitarios y pacientes:

Documento para enfermeras: solicitud de Objeción de conciencia.

http://yosisanidaduniversal.net/actua.php

 

YO SÍ sanidad universal from Mi salud no es un negocio on Vimeo.

2 comments

  1. Lilita dice:

    El deber de las enfermeras frente a los recortes
    No solo como enfermeras sino también como ciudadanas y ciudadanos, asistimos atónitos a un escenario caótico, pleno de declaraciones y leyes aparentemente contradictorias, donde se nos dice que para mantener íntegras las características de gratuidad y universalidad de nuestro Sistema Nacional de Salud, se instaura el pago de determinados servicios, como el transporte no urgente, y se excluye y se niega el derecho a la protección de la salud a una parte de la población, aquella que no tiene la condición de asegurado, ni la nacionalidad española o la de alguno de los estados miembros de la Unión Europea, es decir, una parte de la población que no por el hecho de carecer de permiso de residencia ni estar asegurado a la seguridad social, deja de ser “población”; Un escenario donde, tristes y desesperanzados, comprobamos, que las medidas de recuperación de la economía, los cotidianos recortes, producen exactamente el efecto contrario, acelerando su hundimiento, incrementando el paro y envolviéndonos en un mar de desconcierto y temor.
    Somos enfermeras, somos profesionales de la salud, y muchos de nosotros ya hemos empezado a notar, en los congéneres a los que atendemos, los estragos que tanta incertidumbre y desamparo causan: el desánimo, el miedo, la carencia de lo más elemental, como el alimento y el cobijo… En nuestra Comunidad, el 28% de la población que debería estar en activo no tiene trabajo, ni recursos; 52.500 familias de les Illes Balears tienen a todos sus miembros en paro; 1.700.000 familias, en el Estado español, no tienen ningún ingreso económico. La ansiedad, el temor, la alteración del patrón del sueño, la baja autoestima, la alteración de los procesos familiares, el deterioro de la interacción social, los trastornos adaptativos o de afrontamiento, la desesperanza, la impotencia, el riesgo de lesión por autolesión, y muchas otras, son situaciones que estamos identificando cada vez con más frecuencia.
    Ahora, además, cuando se apruebe este Decreto Ley, muchas personas, seres de nuestra especie, con las mismas necesidades que cualquiera de nosotros, con la misma capacidad de sufrimiento, pero mucho más vulnerables, dejarán de tener derecho a ser atendidos en nuestro sistema sanitario “público, gratuito y universal”, referente de excelencia en todo el mundo, para que, paradójicamente, nuestro sistema sanitario siga siendo “público, gratuito y universal”, víctimas propiciatorias que ofreceremos a los mercados financieros, ciegos a cualquier otra cosa que no sea el dinero, para que nos permitan “reforzar la sostenibilidad y mejorar la eficiencia en la gestión”. Personas con infección por VIH, o con tuberculosis, que dejarán, previsiblemente, de tener acceso al tratamiento y a los que se negará, en nuestro entorno, la vida.
    Y no solo eso, sino que, como en todas las enfermedades transmisibles sin control, se incrementará el riesgo de transmisión de esas infecciones, con las correspondientes implicaciones para la salud pública.
    Estos sujetos doble o tristemente marginados, NO ciudadanos, ya que esa categoría se les niega, como en la antigua Roma, afectos de dolencias crónicas, perfectamente controlables con seguimiento terapéutico, pero mortales si no se les atiende, para nosotros personas con rostro, nombre, normalmente difícil de pronunciar, historia, vida, familia…, dejarán de formar parte de nuestras vidas profesionales porque nuestro sistema “público, gratuito y universal” les dará la espalda, insolidario, haciéndolos responsables de nuestras dificultades.
    Somos enfermeras. Nuestro Código Deontológico, nuestro Deber, con mayúsculas, no entiende orígenes, etnias, colores, sexos, ideologías, religiones o tarjetas sanitarias. Nos dice, muy claramente, que debemos “promover la salud, prevenir la enfermedad, restaurar la salud y aliviar el sufrimiento”. Nos dice que es inherente a la enfermería el “respeto a los derechos humanos” y que en los cuidados “hay respeto y no hay restricciones en cuanto a consideraciones de edad, color, credo, cultura, discapacidad, enfermedad, género, orientación sexual, nacionalidad, opiniones políticas, raza o condición social.” El Código Deontológico de enfermería nos ampara y nos obliga en su cumplimiento.

    Rosa Mª Hernández Serra, presidenta del Col•legi Oficial d’Infermeria de les Illes Balears

    http://infermeriabalear.com/index.php?option=com_k2&view=item&id=858:el-col%C2%B7legi-oficial-d%E2%80%99infermeria-de-le-illes-balears-no-comparte-las-declaraciones-del-presidente-del-consejo-general-de-colegios-de-enfermer%C3%ADa-sobre-la-objeci%C3%B3n&Itemid=145&lang=ca

  2. Antonio J. Valenzuela dice:

    Cuelgo aquí el correo mandado por una compañera:

    Hola, no se como funciona este blog queria publicar este escrito si os parece bien, es acerca del desmantelamiento del Hospital de la Princesa, en el aparecen los enlaces para informacion sobre el tema y para la recogida de firmas:

    Hola ccompañer@s, seguramente os hayais enterado de lo que pretende hace la consejeria de salud de la comunidad de Madrid con el Hospital de la Princesa y el Hospital Carlos III, soy enfermera en el hospital de la Princesa, nos estamos movilizando para intentar parar el despropósito de convertir el Hospital Universitario de la Princesa en un Hospital de “Alta Especializacion” para personas mayores de 75años.
    Os dejo un enlace para que podais informaros de las movilizaciones y podais acceder a la informacion de que disponemos:
    http://hospitallaprincesaenpeligro.blogspot.com.es/

    Ademas estamos recogiendo firmas desde el miércoles; os dejo el enlace para que las que querais podais colaborar con nuestra causa que deberia ser comun por lo menos a todos los usuarios del sistema sanitario de la comunidad de madrid ya que se veran afectados por las medidas que propone el SR Lasquety.

    Este es el enlace para firmar:
    http://www.peticionpublica.es/?pi=E36318

Deja un comentario